coronavirus-petroleo

EFECTO CORONAVIRUS: PREVÉN QUE LA DEMANDA DE PETRÓLEO DISMINUYA

Debido a la gran propagación del efecto coronavirus, la demanda mundial de petróleo registrará una fuerte disminución durante los primeros meses del año y cerrará 2020 con una demanda mucho más baja de la esperada. La gran propagación del coronavirus, más allá de China, ha sacudido los todos los mercados. El virus no solo ha generado incertidumbre sobre el futuro del petróleo, sino que ha impactado sobremanera a la demanda de crudo casi en tiempo real. Así se desprende del informe elaborado por la consultora internacional especializada en el sector energético FGE.

“Esperamos que la demanda mundial de petróleo se contraiga en 220.000 barriles diarios en promedio en 2020 con fuertes riesgos aún a la baja, a pesar de una importante iniciativa en relación con un estímulo económico global”, señaló FGE, quien destacó que “se espera que en el primer trimestre la demanda se contraiga en 2,3 millones de barriles diarios en comparación con el año anterior”. Los índices del primer trimestre, entonces, serán negativos por primera vez en más de diez años. Las caídas más grandes corresponden a China y el resto de Asia, con menor impacto por el momento en Europa.

Según afirmó la consultora, “literalmente se podría dar la pérdida potencial de demanda de petróleo a nivel mundial de varios millones de barriles al día durante varios meses”. Se trata de un dato que podría trastocar las previsiones que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) realizadas a principios de enero.

Para explicar la caída en la demanda de petróleo, la consultora repasó algunas de las variables económicas que se difundieron durante los últimos días a causa del coronavirus. Hizo gran referencia a la actividad de la industria manufacturera en China, que se contrajo en febrero a un ritmo récord (35,7%), y a la caída de la producción industrial en Corea del Sur y Japón. También mencionó la caída de la producción en Europa. Además, resaltó la desaceleración en el comercio entre Estados Unidos y Asia.

División en la OPEP frente al coronavirus

Los países productores de la OPEP (organización de países exportadores de petróleo) y sus aliados se reúnen este jueves y viernes en Viena con opiniones diferentes sobre cómo reaccionar ante la epidemia de coronavirus que afecta a la demanda de petróleo. En un mercado con gran cantidad de oferta, la situación ha empeorado mucho en las últimas semanas debido a que la epidemia se ha propagado por el mundo de forma acelerada.

La OCDE redujo el lunes su previsión de crecimiento mundial para 2020, después de que la Agencia Internacional de Energía advirtiera de las consecuencias «significativas» del coronavirus para la demanda de crudo. El virus tiró por la borda los esfuerzos realizados en diciembre por la OPEP (organización de Países Exportadores de Petróleo) y Rusia, que se impusieron cuotas de producción todavía más estrictas para aumentar los precios.

Diferentes enfoques

Las declaraciones de libios e iraníes ilustraron los diferentes enfoques. El presidente libio de la Compañía Nacional de Petróleo (NOC) Mustafa Sanala se declaró reacio a reducir más la producción, pero el ministro iraní de Petróleo, Bijan Namdar Zanganeh, consideró necesario retirar del mercado «por lo menos medio millón» de barriles diarios.

Arabia Saudí, principal productor de la organización, respalda esta última opción, e incluso iría más lejos elevando la cifra a un millón para impulsar los precios. Queda por convencer a Moscú, que está satisfecho con el nivel de precios actual, según el propio presidente Vladimir Putin, y propone prolongar el acuerdo vigente sin recortes adicionales, anunció el miércoles la agencia pública RIA Novosti.

El éxito de las negociaciones radica sobre todo en la alianza ruso-saudita, que ha mostrado signos de tirantez en los últimos meses.

Precauciones sanitarias

Más allá de las discrepancias de fondo, la epidemia también altera las costumbres de los ministros y delegados . Dos miembros del personal médico tomaron la temperatura de cada uno de ellos a la entrada de la sede del cartel el miércoles.

El secretario general de la OPEP, el nigeriano Mohammed Barkindo, y el ministro ruso de Energía, Alexandre Novak, han probado el «footshake» (saludarse chocando los pies) en vez habitual apretón de manos, según un video difundido por la Organización.

Para más información sobre las medidas de prevención del coronavirus visite la web: https://www.mscbs.gob.es/

 

www.gafitocuoil.com/noticias

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *