Entradas

¿POR QUÉ HAN SUBIDO TANTO LOS PRECIOS DEL PETRÓLEO?

Han ocurrido una serie de sucesos  en Oriente Medio que han contribuido al aumento de los precios del petróleo a finales de 2017

Hay que recordar a la Opep la caída invernal más prolongada en las reservas estadounidenses de crudo en una década, pero inciden otros factures también, como los fuertes márgenes de refino, el clima boreal helado y una gran demanda extranjera. El resultado: un aumento de 49 por ciento en los futuros del crudo norteamericano de referencia desde fines de junio, lo cual lleva los precios a un máximo en tres años.

Toda una serie de sucesos internacionales en Oriente Medio y en otras partes ha contribuido al aumento de los precios más cerca de fin de año, formando una “confluencia perfecta de acontecimientos” que sostuvo la demanda en 2017.

¿Durará este aumento de los precios? Los analistas están divididos. Algunos consideran que los precios subirán hasta 80 dólares el barril, mencionando los actuales riesgos geopoliticos. Otros, prediciendo un mayor crecimiento de los yacimientos de esquisto en los Estados Unidos, no están tan seguros del aumento de los precios.

“Suponemos que las existencias crecerán este año, levemente”, dijo Michael Cohen, responsable de investigación sobre mercados petroleros en Barclays. “Este año veremos llegar al mercado una cantidad de nuevo suministro de crudo de Estados Unidos. O sea que, en total, sobre una base equilibrada, no vemos un tipo de déficit que nos pueda llevar a 80 dólares sobre una base sostenible”, agregó.

A continuación, el desglose de las reservas estadounidenses: hace un año, algunos analistas predijeron que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados no tendrían disciplina suficiente como para controlar la producción.

El cartel y socios como Rusia cumplieron en gran medida con su promesa, ayudados por las alteraciones en el suministro de Libia y Venezuela. En noviembre, el grupo acordó mantener las reducciones durante todo 2018 y reforzó el acuerdo incluyendo a Nigeria y Libia.

Exxon Mobil Corp. prevé que solo un 6 por ciento del parque automotor mundial sea eléctrico para 2040, dada la fuerte demanda de los motores de combustión tradicionales en los mercados emergentes.

Recientemente, el Banco Mundial elevó su perspectiva de crecimiento económico global en 2018 hasta un 3,1 por ciento, que, de ser alcanzado, consumirá mucho petróleo: La demanda extranjera de petróleo estadounidense creció, superando 1 millón de barriles diarios casi todas las semanas desde finales de septiembre, cuando puertos y terminales sobre la costa de Texas finalmente se recuperaron del huracán Harvey.

Muchas refinerías extranjeras pagarán un recargo por el crudo de los yacimientos de esquisto estadounidenses debido a sus propiedades de fácil manipulación y la alta proporción de combustibles valiosos que tiende a producir. “La mayoría creía que al llegar 2018, el comercio de materias primas en general seria exitoso”, dijo Rob Thummel, director ejecutivo de Tortoise Capital Advisors LLC, que maneja 16.000 millones de dólares en activos vinculados a la energía.

Dado el impulso que están ganando las materias primas en general y el petróleo en particular, en una economía que, tanto a nivel local como global tiene mucho empuje, el petróleo está saliendo beneficiado.

Para más información consultar http://www.opec.org/opec_web/en/

LOS GOLPES AL PRECIO DEL PETRÓLEO ¿VIENEN DEL BREXIT?

El Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte es un Estado importador de petróleo y gas, y su consumo es suficientemente importante entre los países europeos como para ser obviado. Más aún, Londres fue considerada por Z/Yen Group la capital financiera del mundo en 2015, por encima de Nueva York. Es por ello que el contexto del Brexit y su posible impacto en los precios del petróleo adquiere relevancia internacional.

Los precios del petróleo se incrementaron sostenidamente en las semanas de debate del Brexit, reflejando el optimismo de los inversionistas de cara al resultado de la consulta. Pero conforme se acercó la fecha de la votación y la campaña para dejar la Unión Europea (UE) tomó fuerza, los precios cayeron. Durante estas semanas, los comercializadores de petróleo no anunciaron grandes inversiones y estuvieron más bien atentos a la consulta.

El voto a favor del Brexit en el Reino Unido hundía el viernes los mercados, entre ellos los del petróleo, y provocaba una estampida de los inversores hacia valores refugio. El resultado del referendo fue un shock para la mayoría de los participantes de los mercados energéticos y financieros, pues estaban convencidos de que al final imperaría la voluntad de permanecer en la UE.

Tras dos días de declive, los precios del petroleo subía este martes al final de los intercambios europeos, beneficiándose de una ligera caída del dolar y de previsiones a la baja de las reservas estadounidenses de crudo.

En esta coyuntura vale la pena preguntarse ¿Qué consecuencias tendrá el Brexit en el mercado?

CONSECUENCIAS EN EL PRECIO DEL PETRÓLEO Y LOS MERCADOS

Corto plazo

Al día siguiente del sí al Brexit, los precios de los activos giraron dramáticamente, inclusive más violentamente que en la crisis de 2008 para algunas monedas y bancos centrales. La bolsa británica perdió 125 mil millones de libras esterlinas. A pesar de las pérdidas billonarias para los inversionistas, estos efectos no fueron la hecatombe que varios políticos europeos vaticinaban.

“Los precios del petróleo, el cobre y otras commodities cayeron, especialmente porque están tasados en dólares, lo cual incrementa el costo de las materias primas para las economías con monedas diferentes del dólar.” (The Economist, 2016). El gran ganador fue el oro, que ha gozado de sus mejores días desde el 2009.

A partir de este resultado, el consumo de barriles del Reino Unido también podría verse disminuido por esta nueva situación, en un rango que iría desde cero hasta 100 o 200 mil barriles de petróleo por día. Aunado a esto podemos esperar que los mercados de la energía, la gasolina y el gas experimenten un periodo de volatilidad a partir de fluctuaciones en la libra esterlina. Por tanto, el dólar será más fuerte, lo cual afectaría, al menos tímidamente, los mercados emergentes.

Mediano y largo plazo

“La trayectoria en el largo plazo de los precios del petróleo dependerá de qué tanto el Brexit disminuya el crecimiento de la economía mundial, la demanda de crudo y sus derivados. Los analistas dicen que un golpe al consumo de petróleo en Gran Bretaña no tendría por sí mismo un impacto significativo en los precios mundiales, pero si Europa en conjunto sufre por el Brexit una sacudida a su confianza en invertir, el golpe sería más severo.” (The Economist, 2016)

Esto podría acelerar que los bancos centrales suban las tasas de interés. En el caso de la Reserva Federal estadounidense, ésta fue cautelosa y decidió no subir su tasa de referencia previo al referendo. Con el Brexit, la probabilidad de que la tasa no sea ajustada en la próxima oportunidad es casi nula. Además se tendrán que revisar las premisas que derivaron en la estimación de que el petróleo terminaría el año entre 50 y 60 dólares por barril.

Para más información consultar http://www.economist.com/