diésel

LOS GRANDES MITOS DEL DIÉSEL

Existen falsos mitos del diésel

Los motores diésel fabricados a partir de septiembre de 2014 emiten un 30% menos de dióxido de carbono y un 85% menos de óxidos de nitrógeno que los turismos de hace diez años, por lo que el problema no es el combustible.

Los datos son del “Libro Verde del diésel”, un estudio de GreenChem, productora y distribuidora de Adblue en Europa.

En un comunicado, GreenChem ha considerado que las declaraciones de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera -que afirmó que el diésel tenía “los días contados”- han sido “irresponsables” y que se basan en el “total desconocimiento de la tecnología y de los desarrollos del sector en los últimos años”.

GreenChem afirma que aún hay recorrido para este combustible, después de presentar el  libro verde del diésel. En este documento se analizan distintos estudios y datos pasados y presentes para esclarecer cómo será su futuro.

En su opinión el foco debería estar en ayudar a renovar los vehículos, ya que en España circulan más de 7 millones de vehículos de más de 10 años de antigüedad y los diésel suman 18 millones de unidades, muchos de ellos (no ha especificado cuántos) son anteriores a 2006, por lo que no cuentan con la etiqueta medioambiental de la DGT.

El objetivo debería ser “retirar del mercado estos vehículos anteriores a 2006, ya que efectivamente son muy contaminantes”, ha subrayado.

  • ¿Contamina el diésel tanto como dicen? La respuesta es clara: no.

La aplicación de normativas más exigentes y restrictivas con las emisiones de gases de efecto invernadero han hecho que la industria automovilística dedique todos sus esfuerzos a fabricar vehículos más limpios, y en especial los diésel. Con la entrada en vigor de la Euro 6, los vehículos con este combustible fabricados a partir de septiembre de 2014 emiten un 30% menos de dióxido de carbono y un 85% menos de óxidos de nitrógeno que turismos de hace diez años. Este es el mito más extendido, pero hay otros.

LOS 4 GRANDES MITOS DEL DIÉSEL

-El diésel contamina más que ningún otro carburante. Actualmente el diésel es un combustible mucho más limpio que hace una década. El reto es renovar el parque automovilístico: En España circulan más de 7 millones de vehículos de más de 10 años. Por otro lado, hay estudios que demuestran que los nuevos motores de gasolina de inyección directa y baja cilindrada, contaminan hasta 10 veces más.

-Los vehículos diésel no podrán acceder a las grandes ciudades. La restricción solo afectará a partir del 2020 a los vehículos antiguos más contaminantes sin distintivo medioambiental de la Dirección General de Tráfico. Se tratará de los coches de gasolina anteriores al 2000 y los de diésel fabricados antes del 2006.

-Los gasolina superan en ventas a los diésel. No es cierto: España es un país de diésel. Las ventas de coches con este combustible se situaron en el 48,3% en 2017, mientras que las de gasolina se mantienen en el 46,6%. El 5,1%, restante corresponde a los eléctricos e híbridos.

-Los vehículos con ‘emisiones cero’ son la mejor opción. Lo serían, pero los vehículos con emisiones cero no existen. Los coches eléctricos consumen energía proveniente de los combustibles fósiles, sin contar los costes medioambientales de producción y desechos de las baterías de litio. Solo un tercio de la contaminación de partículas PM10 y PM2,5 procede del tubo de escape de los coches de gasoil.

¿Qué pasa con las alternativas a este combustible? Un futuro más sostenible no pasa por la gasolina, pero tampoco por los vehículos eléctricos. El Libro Verde recuerda que si se tiene en cuenta la huella de carbono (que analiza globalmente todo el ciclo de vida de un vehículo), no hay grandes diferencias entre las diferentes opciones, ya que los eléctricos también consumen energía generada a partir de combustibles fósiles. El reto, por tanto, es global. Y eso demuestra que al diésel le quedan aún kilómetros de recorrido.

Sobre GreenChem

GreenChem es uno de los mayores productores y distribuidores de AdBlue de alta calidad. Su marca ofrece una disolución de urea de alta pureza en agua desmineralizada que se emplea para contrarrestar las emisiones contaminantes de los vehículos diésel. GreenChem cuenta con más de 20 plantas de producción de AdBlue en Europa y Brasil, lo que le proporciona gran flexibilidad y fiabilidad. Su meta es conseguir un medio ambiente más limpio

Para más información sobre el libro verde consultar la página web de Greenchem en EL LIBRO VERDE DEL DIÉSEL

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *